Libro blanco Empleo Público para personas con discapacidad

Capítulos del libro blanco

El desempleo en las personas con discapacidad

Entre las personas con discapacidad el paro no ha afectado a todos los grupos de la misma manera. Así lo muestran los datos en función del sexo, la edad, el tipo de discapacidad y la actividad económica.

  • Desempleo en función del género La diferencia entre hombres y mujeres en este apartado es reducida, sólo 2,2 puntos porcentuales de diferencia a partir de los cuales las mujeres aparecen como las más afectadas por el paro. Podría entenderse que hay una relativa igualdad entre hombres y mujeres con discapacidad en lo referente al desempleo, incluso se podría señalar una ligera desventaja en las mujeres de 2,2 puntos para el último año de referencia. No obstante, hay que tener en cuenta que es mayor el número de hombres con discapacidad en edad laboral que el de mujeres3, lo que provoca que esa diferencia, en términos reales, sea mayor (gráfico 05. Anexo). Al margen de los datos que se presentan, hay que señalar que solo un tercio aproximadamente de las mujeres con discapacidad son activas laboralmente, lo que acentúa más el desempleo femenino.
  • Desempleo en función de la edad En cuanto a los tramos de edad, las personas con discapacidad con edades comprendidas entre los 25 y 45 años son el grupo más numeroso dentro del colectivo de parados demandantes de empleo. No obstante, al igual que en las personas menores de 25 años, este porcentaje ha ido reduciéndose paulatinamente a lo largo de los años (entre un 2% y un 3% desde el año 2008), repercutiendo directamente en las personas mayores de 45 años (gráfico 06.Anexo). En el caso de los menores de 25 años, esta disminución de los demandantes de empleo no es consecuencia de un mayor número de contratos laborales para esta cohorte de edad, por cuanto, como veremos más adelante, el porcentaje de contratos realizados para este grupo se ha ido reduciendo a lo largo de los años. Ello hace pensar que en los últimos años la búsqueda activa de los jóvenes ha sido sustituida por otras estrategias como la formación.
  • Desempleo en función del tipo de discapacidad En cuanto al desempleo en función del tipo de discapacidad, casi uno de cada dos demandantes de empleo tiene una discapacidad física, mientras que cerca de uno de cada cuatro demandantes cuenta con una discapacidad de tipo psíquico (gráfico 07. Anexo). Por otra parte, como se puede observar en dicho gráfico, las diferencias entre los distintos tipos de discapacidad, de acuerdo con la clasificación utilizada por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), se han mantenido relativamente estables en los últimos siete años.
  • Desempleo en función de la actividad económica La concentración del empleo de las personas con discapacidad en el sector servicios se hace evidente al observar cómo dos de cada tres personas paradas ha trabajado anteriormente en dicho sector. Además, dicho colectivo ha aumentado en un 6,7% en los últimos seis años (gráfico 08. Anexo). La mayoría de las personas con discapacidad que son demandantes de empleo han trabajado anteriormente en el sector servicios. En concreto, dos de cada tres personas paradas ha trabajado en dicho sector. Si comparamos estos datos con los disponibles para el conjunto de la población, vemos resultados muy semejantes, dándose una diferencia de sólo cuatro puntos y medio en el sector servicios a favor de las personas con discapacidad.

1 Según datos del INE del estudio "El empleo de las personas con discapacidad. Año 2012", el 54,5% de las personas con discapacidad en edad laboral eran hombres.

No hay comentarios
No hay comentarios
No hay comentarios
 
Comentario

Si tiene problemas para reproducir el audio de validación puede descargarlo en el siguiente enlace:
Descarga de audio para validación